Portada  |  Correo de lectores  |  Quienes somos  |  Contacto  |  Martes, 26 de Mayo de 2020, Santa Fe - Argentina   

¿Qué estaba buscando?

 Portada
 Encuestas
 Correo de lectores
 Interés general
 Gremiales
 Policiales
 Ciudad de Santo Tomé
 Política
 Opinión - Observación
 Nuestros Lectores
 Deporte local y zonal
 Gubernamentales de Santa Fe
 Concejo Deliberante Santo Tomé
 Salud
 Legislativas de la Provincia
 Franck
 Ciudad de Santa Fe
Encuesta
¿Es positivo que un Policía lleve bala en recámara de su arma lista para disparar?
SI
NO
TAL VEZ
..................................................
Enlaces recomendados
JORGE ASÍS DIGITAL
//www.jorgeasisdigital.com/
Urgente24 Noticias
www.urgente24.com
..................................................
Más enlaces...

Notas > Nota completa

< volver

22/05/2020

Dos semanas sin colectivos y la Argentina no reacciona

Santa Fe | Transporte Los argentinos que viven en las provincias realizan los mayores aportes en materia de impuestos, pero los recursos para el transporte se distribuyen de manera desigual. Por José Curiotto

Cuando el miércoles de la semana que viene las partes se reúnan para buscar una solución, el paro del transporte por colectivos en el interior argentino llevará 17 días.

Maiquel Torcatt / Aire Digital

 

Doce días después de que los choferes de colectivos de toda la Argentina -excepto Capital Federal y sus alrededores- se declararan en huelga por falta de pago de los sueldos de abril, apenas comienzan a percibirse los primeros y aislados atisbos de reclamos a un gobierno nacional que sigue distribuyendo de manera incoherente e inadmisible el dinero que recauda a lo largo y ancho del país.

 

La forma en que se distribuyen los recursos destinados a subsidiar el transporte en la Argentina no resisten el menor análisis: el subsecretario de Transporte de la Municipalidad de Santa Fe, Lucas Crivelli, confirmó en el programa Creo, que se emite por Aire de Santa Fe, que Buenos Aires y Gran Buenos Aires recibieron 18 mil millones de pesos de subsidios en sólo un mes; mientras que al resto de las ciudades del país se enviaron apenas 6 mil millones durante todo el primer cuatrimestre de 2020.

 

Se podrá argumentar que Capital Federal y el Conurbano representan un conglomerado con nada menos que 13 millones de habitantes. Pero ante ese planteo habrá que decir que otros 32 millones de argentinos habitan el resto del país. Muchos de ellos, en las principales ciudades donde el servicio de transporte también resulta esencial.

 

Pero eso no es todo. Lo que resulta injustificable es que esos 32 millones de personas aportan al Fisco nacional más recursos en materia de impuestos que el aporte que realizan quienes viven en Capital Federal y el Conurbano. Sólo a modo de ejemplo, durante 2019 la provincia de Santa Fe aportó más de 2.200 millones de dólares en materia de retenciones a las exportaciones agrícolas. A esto se podrían añadir los recursos por impuestos al combustible, las retenciones a exportaciones de petróleo o minería. Todo ese dinero que se aporta desde las provincias termina en manos del gobierno central.

 

Durante 2019 la provincia de Santa Fe aportó más de 2.200 millones de dólares en materia de retenciones a las exportaciones agrícolas.

 

También se podrá argumentar que las grandes distancias en Buenos Aires y Gran Buenos Aires no permiten que sus habitantes se movilicen sin transporte público. Pero a este planteo se le puede contraponer que en Capital Federal y el Conurbano existen medios de transportes económicos alternativos para movilizarse, como subtes y trenes. En el interior, la única posibilidad pasa por utilizar servicios más caros y personalizados, como taxis y remises. En un país sumido en la pobreza, sólo los más afortunados pueden resistir estos costos durante tantos días.

 

Las empresas de Capital Federal y el Conurbano no sólo reciben más recursos, sino que por una cuestión demográfica cuentan con la posibilidad de transportar a muchos más pasajeros por kilómetro recorrido. El corte de boleto es más alto, lo que impacta en la recaudación.

 

El miércoles de esta semana estaba prevista una reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación para buscar salidas al problema, pero se postergó para el jueves. Y el jueves, se anunció que no hubo acuerdo y el nuevo encuentro se pactó para el miércoles 27. Para ese día, la Argentina -excepto Capital Federal y Gran Buenos Aires- habrá soportado 17 jornadas sin colectivos.

 

Nadie puede alegar ignorancia

Es cierto que el país y el mundo están en crisis. Pero no existen argumentos válidos que expliquen por qué motivos esta verdadera debacle del sistema de transporte por colectivos en la Argentina no pudo preverse. De hecho, desde el inicio de 2020 reinó la incertidumbre mes a mes, cuando los subsidios ya resultaban insuficientes para que las empresas del interior pudieran abonar los sueldos en tiempo y forma.

 

Luego, el gobierno nacional consideró que el servicio de colectivos integraba la lista de "servicios esenciales". Se les pidió a las empresas que continuaran operando y a los choferes que siguieran trabajando, pero al mismo se insistía a la población en general que evitara utilizar el transporte público. ¿A nadie se le ocurrió que esta situación iba a generar un derrumbe brutal en materia de recaudación por venta de boletos? A estas alturas de las circunstancias, nadie puede alegar ignorancia.

En Buenos Aires, el sistema de transporte recibió en un mes tres veces más subsidios que todo el interior durante el primer cuatrimestre de 2020.

 

En Buenos Aires, el sistema de transporte recibió en un mes tres veces más subsidios que todo el interior durante el primer cuatrimestre de 2020.

 

Para complicar aún más las cosas, el 30 de abril caducó el convenio por el cual el gobierno nacional enviaba subsidios al transporte por colectivos de Santa Fe. Desde entonces, los aportes nacionales dejaron de llegar y la ecuación que sostenía con serios inconvenientes el esquema terminó de derrumbarse. Fuentes oficiales vinculadas con el área de Transporte aseguran que en la ciudad de Santa Fe el sistema pierde más de 1.500.000 pesos por día.

 

Plantear la inviable alternativa se producir un fortísimo aumento en el precio del boleto para incrementar la recaudación -el costo del boleto en Santa Fe está congelado desde 2019 y debe ser actualizado- tampoco representaría una solución. En primero lugar, porque la gente no podría pagarlo. Pero, además, porque el coronavirus impacta directamente en la cantidad de pasajeros transportados.

 

En ningún momento se vio a los gobernadores de las 23 provincias encabezar un reclamo conjunto, en representación de los millones de habitantes que dicen representar.

 

Frente a esta situación límite, la Argentina no reacciona. En ningún momento se vio a los gobernadores de las 23 provincias encabezar un reclamo conjunto, en representación de los millones de habitantes que dicen representar. Tampoco se produjo un planteo masivo de diputados y senadores nacionales, más preocupados por fotografiarse con barbijos o aprender a utilizar los sistemas de videoconferencia, que por encabezar un reclamo general para que sus representados puedan contar con un servicio tan esencial como el transporte público.

Algunas líneas de colectivos, como la C Verde, realizan en Santa Fe trayectos que superan los 40 kilómetros.

Maiquel Torcatt / Aire Digital

 

En las últimas horas, el socialismo santafesino presentó en el Congreso de la Nación un conjunto de proyectos para que el Gobierno Nacional incluya a las empresas de transporte de pasajeros en el Programa de Emergencia de Apoyo al Trabajo y la Producción, así como la creación de una comisión del Fondo de Compensación al transporte público del interior del país para generar un sistema de subsidios que contemple la situación del aislamiento.

 

Por su parte, los intendentes de Santa Fe, Emilio Jatón; Rosario, Pablo Javkin; Córdoba, Martín Llaryora y Paraná, Adán Bahl, decidieron realizar un reclamo conjunto ante el gobierno nacional.

 

Otros sectores de la política local y nacional, ni siquiera manifestaron su postura frente a esta situación límite.

 

Cuando el miércoles de la semana que viene las partes se reúnan nuevamente en el Ministerio de Trabajo de la Nación, la Argentina habrán cumplido 17 días sin servicio de colectivos. La gran pregunta es: ¿cuál sería la reacción del gobierno nacional si esto sucediera en Capital Federal y el Conurbano bonaerense?

 

No alcanza con que desde el interior del país se reclame federalismo. Lo importante, en todo caso, es que las provincias también se comprometan a ejercitarlo.


< volver | Imprimir artículo


Santo Tomé Siglo XXI
www.santotomesigloxxi.com.ar/ - santafesigloxxi@gmail.com
Inicio | Contáctese con nosotros | Recomendar sitio | Agregar a Favoritos
Diseño web:www.mediaclic.com.ar